¿Sabes diferenciar entre el sangrado y los márgenes de seguridad en tus archivos para impresión?

El sangrado y los márgenes de seguridad

A la hora de enviar nuestros archivos a imprimir, muchas veces, nos encontramos que las imprentas nos piden 3 mm., de sangrado, esto no quiere decir que tengamos que hacernos un corte, aunque tiene que ver con ello, vamos a intentar explicarlo de forma sencilla y gráfica.

El sangrado

El sangrado o sangres, en un documento, es el margen que tenemos que darle a nuestro diseño cuando queremos que la gráfica llegue al borde del mismo. Esto se llama impresión a sangre, cuando manchamos el total de nuestro soporte (papel, tela, lona, vinilo, etc…). 

Os lo explicaré con un ejemplo y una imagen: si queremos hacer una tarjeta que su medida final sea 85×55 mm., en el programa que utilicemos haremos una página de esta medida, 85×55 mm., línea roja y, en el apartado de “sangrado” pondremos un valor de 3 mm., por cada lado (normalmente con 3 mm., es suficiente) línea verde.

Hacemos el diseño con el fondo que queremos que quede en el borde del corte, entonces tendremos que ampliar el fondo hasta el margen del sangrado, de forma que, cuando hagamos un pdf para impresión, el documento y nuestra mancha medirá 91×61 mm., aunque el corte final será de 85×55 mm. Actuaremos de la misma manera si es una imagen, un dibujo o un texto.

Tenemos que pensar que, en la manipulación de nuestros trabajos de imprenta, cuando los llevamos a la guillotina no se cortan hoja por hoja, si no que, se hace con pilas de hojas y la cuchilla de la guillotina es un corte mecánico, con lo que tenemos, inevitablemente, un pequeño margen de error de la primera a la última hoja. Por esta razón, si no hacemos bien el sangrado, podemos ver zonas blancas o del color del papel donde tendría que llegar nuestro diseño, véase ejemplo inferior.

Imagen sin sangres

Los márgenes de seguridad

Los márgenes de seguridad es en el sentido contrario al sangrado, diremos que es un espacio que va desde los bordes de nuestro documento hacia el interior, donde no debemos colocar elementos importantes para evitar que se corte lo que no queremos, un texto, una imágen, un logotipo, etc… línea azul.

Aunque las máquinas, cada vez son más precisas y fiables, no podemos obviar que una guillotina es un paso mecánico en la manipulación de nuestros impresos y existe un margen de error, mínimo, pero existe ese riesgo. Por eso, no podemos poner logotipos o textos, que no queremos que desaparezcan en parte o totalmente, al borde de nuestro impreso. 

Lo lógico es que, cuando hagamos nuestros archivos, dependiendo de la medida final, pongamos un margen de 5 mm., en tarjetas o elementos pequeños he apurado hasta 4 mm., menos de esto se puede notar cualquier pequeño defecto en el corte.

Por lo tanto, podemos decir que el sangrado o margen de corte es el sobrante de nuestro documento, cuando el diseño llega hasta el borde del mismo y el margen de seguridad es el espacio que dejamos hacia el interior de nuestro diseño para evitar cortar textos, logotipos u objetos importantes en nuestro trabajo.

Errores habituales y soluciones del sangrado y los márgenes de seguridad

A continuación os explico gráficamente algunos de los errores más comunes que me he encontrado y os explico la forma correcta de hacerlo.

Alguna vez me han enviado un archivo que mide 91×61 mm., pero en la zona de sangrado no la han rellenado con el fondo, esto no sirve de nada hacer un sangrado donde el fondo no continúa fig. 01. Lo correcto es que el fondo llegue hasta la línea de sangrado. fig. 02.

fig. 01
fig. 02

Las imágenes también tienen que sobresalir esos 3 mm., aunque la gráfica esté solo en un margen, también tendremos que sacar sangres. figuras 03 y 04.

fig. 03

fig. 04

Cuando hagamos troqueles o cortes interiores, también aumentar ese margen, ya que el corte aunque no se realiza con guillotina es también mecánico, siempre que no sea impresión digital y corte láser, pero siempre existe riesgo de movimiento de papel y descentrar nuestra impresión.

Si queremos que un texto esté en el borde, tendremos que trabajar un poco más.

Enviar un archivo a impresión

Hoy día los programas cuando haces un pdf para impresión, en sus menús, nos dan muchas opciones que lo único que hacen es manchar el archivo y no sirven para mejorar la impresión. 

Cuando en la imprenta, en el departamento de preimpresión, hacemos la imposición, las partes imprescindible que necesitamos en el archivo para impresión, para centrar el trabajo en nuestro pliego y asegurar el corte, y es lo que tenemos que marcar en nuestro programa al hacerlo, son: las líneas de corte y la casilla de sangrado, donde nos aseguraremos que ponemos los milímetros de sangrado que nos pide nuestra imprenta para que en el archivo solo salgan estas opciones y una vez impreso no tengamos problemas en el manipulado final, ya sean tarjetas, roll ups, photocalls, banderas, o cualquier elemento gráfico que queramos imprimir siempre actuaremos de la misma forma.

Esperamos desde Venzes haber podido ser de ayuda para la preparación de vuestros archivos con sangres y resolver vuestras dudas que no es más que las que nos encontramos día a día.

Horario de Verano