Las empresas familiares generan  el 70% de los empleos en Aragón

Las empresas familiares generan el 70% de los empleos en Aragón

Este modelo de negocio goza de gran importancia en la población empresarial de Aragón por varios motivos. Las empresas familiares no solo generan el 70% de los empleos de la comunidad, sino que además suponen el 88% de su tejido económico y aportan hasta el 68,7% del Valor Agregado Bruto de la Comunidad.

Los resultados del estudio ‘La Empresa Familiar en Aragón’, elaborado en 2016 por la asociación homónima, se han obtenido a partir de las 32.000 empresas mercantiles establecidas en la comunidad aragonesa, de las cuales más de 28.000 son familiares.

Datos similares los encontramos en el resto del territorio español. A nivel nacional, las cifras aportadas por el Instituto de la Empresa Familiar indican que 1,1 millones de las empresas del país son empresas familiares. Estos representan el 89% de los 1,25 millones existentes.

Pero, ¿qué entendemos por empresa familiar?

Según la definición oficial acordada por el Grupo Europeo de Empresas Familiares (GEEF) y por el Family Business Network (FBN), una empresa familiar es:

“Aquella compañía que, sin importar su tamaño, cuenta con una mayoría de votos propiedad de la persona o de la familia que la fundó, de quién tiene o ha adquirido el capital social de la empresa, o de sus esposas, padres, hijos o herederos. Al menos un representante de la familia o pariente debe participar en la gestión o gobierno de la empresa y, a las cotizaciones, se les aplica esta definición si quién fundó o adquirió su capital social, o sus familiares o descendientes, posee el 25% de los derechos de voto a los que da acceso el capital”.

La presencia de la empresa familiar es mayoritaria en todos los ámbitos de la economía, pero su predominio sigue encontrándose en los sectores más tradicionales. Destaca sobre todo su aportación a los sectores primario y secundario en la construcción, el comercio y la hostelería, donde rozan o superan el 80%. Su relevancia es inferior en los ámbitos que tienen que ver con el ocio – en torno a un 57% del total – y los servicios financieros, de seguros e inmobiliarios, donde este tipo de compañías ronda el 53%.

En la denominación de empresa familiar podemos distinguir entre diferentes tipos de negocio. Los negocios más consolidados en los que predomina la dimensión familiar y se atiende debidamente la empresarial; los que priorizan el carácter empresarial sobre el familiar; las organizaciones cuyas necesidades familiares guían la toma de decisiones; y, por último, aquellas empresas que son tan jóvenes que todavía no han tenido que hacer frente a los desafíos que supone la dimensión familiar.

Algunos ejemplos de empresas familiares en Aragón que podemos citar son : el Grupo Lacasa, el Grupo Megablok, el Grupo Saphir Parfums, el Grupo Pikolin o el Grupo Bellvis.

Este último está conformado a su vez por Bellvis Piscinas, Bellvis Maquinaria de Limpieza y Bellvis Suelos y Pavimentos. El Grupo Bellvis pertenece a una empresa familiar, con cuatro generaciones a sus espaldas, que lleva innovando en Aragón durante más de 90 años.

Particularidades y retos

Una particularidad de estas empresas en Aragón es que parecen apostar por la incorporación de la mujer en la alta dirección empresarial, mucho más que cualquier otro modelo empresarial. De hecho, el 73% de los equipos directivos que rigen las empresas familiares en la comunidad aragonesa cuentan con presencia femenina. En contraposición al conjunto de las empresas españolas y cuyo porcentaje es bastante inferior, alrededor del 32%.

Por otra parte, el reto que se les plantea a estas empresas de cara al futuro es la problemática de la sucesión. Solo el 32% de las compañías parecen tener contemplada esta cuestión. Del mismo modo, el protocolo familiar solamente se ha formalizado por escrito en el 9% de estas sociedades mercantiles.