Una buena tipografía

La importancia de una buena tipografía

Elegir una buena tipografía para tus diseños y trabajos editoriales es clave. Esto se debe a que solo con cambiar el tipo de fuente podemos cambiar el contexto de nuestro mensaje y, por consiguiente, el resultado que vamos a obtener. Por esta razón, existen diferentes consideraciones que tenemos que tener en cuenta a la hora de elegir nuestra tipografía o tipografías para nuestro proyecto.

En función de donde vayamos a utilizar una tipografía y para qué tendremos que tener en cuenta unos aspectos u otros. No es lo mismo una tipografía que vamos a utilizar para un texto amplio en un trabajo editorial que una tipografía para un slogan o mensaje corto. En el primer caso tendrá que ser una tipografía legible, donde la lectura no decaiga, mientras que en el segundo deberá buscar un impacto.

Para los logotipos, la fuente tipográfica que elijamos es más importante aun si cabe. En un logotipo, la tipografía tiene la responsabilidad de transmitir unos valores e ideas asociadas a la marca que representa en infinidad de soportes gráficos.

Pero más difícil aun que elegir una buena tipografía, es combinar varias tipografías o estilos dentro de un mismo mensaje. No todas las tipografías pueden combinarse entre ellas o no transmiten lo mismo unas combinaciones que otras. Es ahí es donde entran en juego, valga la redundancia, los juegos tipográficos. Es decir, la habilidad del diseñador para sacar el máximo provecho de ellas.

Debemos saber jugar con los elementos gráficos, pero también con sus espacios. En este sentido es necesario saber distinguir las tipografías con serifa, sin serifa, la manuscrita, etc. No todas ellas transmiten lo mismo ni son válidas para el mismo fin. Por ejemplo, las tipografías con serifa, como la Times New Roman, son habitualmente utilizadas en el mundo editorial para aligerar la lectura.

Asimismo, jugar con las mayúsculas y minúsculas, los distintos cuerpos, estilos de fuente y los espacios entre caracteres aportan gran variedad y dinamismo a nuestros diseños y escritos. Todo ello forma parte de la creación de un buen diseño.

Lo mejor es confiar en profesionales que dominen el lenguaje tipográfico y sean capaces de trasladar al papel tu mensaje. En Venzes tenemos años de experiencia en el mundo del diseño editorial que nos avalan para ello.