Buzoneo y reparto de publicidad

El buzoneo vive un proceso a la inversa: de la masificación a la exclusividad

Quizás te haya pillado el boom del buzoneo o quizás no sepas bien a qué nos estamos refiriendo con ello. En cualquier caso deberías saber que es una técnica de marketing directo utilizada en mayor o menor medida por muchos comercios.

El buzoneo o reparto de publicidad consiste en la introducción de impresos publicitarios en los buzones de consumidores potenciales. Se establecen áreas de influencia y los comercios intentan atraer así a los clientes que se encuentran dentro de su radio de actuación. Muchos supermercados y empresas de electrónica han hecho y siguen haciendo uso de esta técnica.

Hubo un tiempo en el que esta técnica estuvo muy masificada. Vista la respuesta de los consumidores y los frutos cosechados por las empresas que emprendieron este tipo de acciones, muchas más se lanzaron con sus propios impresos. Además, se trataba de una acción de marketing eficaz y que suponía una inversión garantizada a corto y largo plazo.

Los buzones de media España estuvieron a rebosar de publicidad. Se llegó inclusive a instalar buzones en los portales exclusivamente para este fin. Ante esto, muchas viviendas prohibieron el buzoneo o solicitaron la retirada de los mismos.

Sin embargo, de un tiempo a esta parte esta técnica ha ido menguando y hoy día resulta una técnica a tener en cuenta. El buzoneo se ha convertido en un soporte y un canal publicitario más selecto. Las ventajas del buzoneo o reparto de publicidad son muchas. La primera y más importante es que llegas directamente a casa del cliente y de forma exclusiva. También transmites solvencia e incentivas la compra.

Tu cliente agradecerá que le hagas llegar directamente a casa promociones y ofertas de productos que puedan ser de su interés. De hecho, los españoles consideran el buzoneo uno de los medios menos intrusivos de publicidad, incluso por delante de la televisión o los periódicos. Asimismo, si realizas esta técnica con asiduidad, lograrás fidelizar y crear recuerdo de la marca.

 Según eI Estudio de Publicidad Directa en España, elaborado en Geobuzón, el buzoneo favorece el recuerdo espontáneo de la marca durante más tiempo. Para este menester puedes valerte de flyers, folletos, dípticos, trípticos, catálogos, revistas, etc.

Actualmente y gracias a Internet, el buzoneo ha evolucionado y ha adquirido nuevas dimensiones. Una de ellas es el email marketing. Elijas una modalidad u otra debes saber que el buzoneo, bien empleado, puede reportarte muchos beneficios.